Carboxiterapia

Escríbenos, WhatsApp 300 785 7781

La Carboxiterapia es una técnica o procedimiento no quirúrgico en el cual el gas dióxido de carbono, CO2 es administrado de forma intradérmica con unas inyectadoras estériles muy pequeñas conectadas  a través de una manguera a una máquina que regula el flujo de gas administrado.

 La Carboxiterapia es utilizada para sanar o combatir el exceso de grasa en el cuerpo, la celulitis, el envejecimiento corporal y facial, la flacidez, las micro venas varicosas, reducir las cicatrices y las estrías. También es utilizada como tratamiento postoperatorio de la liposucción o cirugías estéticas para corregir irregularidades de la piel, prevenir fibrosis y mejorar los resultados. Su uso es común en las ramas de reumatología, angiología, urología y dermatología.

 Por lo general, son necesarias de dieciséis a veinte sesiones de tratamiento de Carboxiterapia, dependiendo de la zona a tratar y la meta planteada. Esta no es una ciencia exacta, por lo tanto, los resultados pueden variar según el paciente. Después de la quinta sesión se puede notar una mejoría general en el área tratada y entre la octava y décima semana se podrá notar que el área está firme. El tratamiento puede demorarse aproximadamente quince minutos por área y se realiza una o tres veces a la semana.

 El tratamiento no interfiere con la actividad normal del paciente.

 Indicaciones:

  • Estrías
  • Arrugas y surcos
  • Flacidez Facial
  • Resequedad Facial
  • Acné
  • Caída del cabello
  • Obesidad, sobrepeso y grasa localizada
  • Celulitis
  • Flacidez Corporal
  • Fibrosis postquirúrgica