Escleroterapia y escleroespuma

Escríbenos, WhatsApp 300 785 7781

Escleroterapia

En la escleroterapia se inyecta una sustancia química especial (esclerosante) en una várice para dañar y cicatrizar el revestimiento interno de la vena. Esto hace que la vena se cierre.

Durante este procedimiento, se inyecta el esclerosante en la várice. El procedimiento se lleva a cabo nuestro consultorio médico y dura entre 20 y 30 minutos, dependiendo de cuántas várices se traten y de lo grandes que sean.

Después de la administración de la inyección de esclerosante, se aplica presión sobre las venas para evitar que la sangre retorne cuando usted se ponga de pie. Tendrá que usar medias de compresión por varios días o semanas para mantener la presión.

La escleroterapia se usa para tratar:

  • Las arañas vasculares y las venas pequeñas que no causan problemas más graves.
  • Várices más pequeñas que reaparecen después de una operación de extirpación de várices.
  • Várices más grandes, cuando se usan técnicas mínimamente invasivas.

 Escleroespuma

Procedimiento médico usado para tratar las arañas venosas y las venas varicosas. La escleroespuma implica la inyección directa de un  esclerosante líquido que al mezclarse con aire forma la escleroespuma.

La solución empuja la sangre proximal y distal, irrita el recubrimiento interno de la vena provocando que se inflame y se adhieran sus paredes. Tiempo después el vaso se convierte en tejido fibroso que desaparece a la vista

La escleroterapia es un procedimiento comprobado, utilizado desde los años 30 para tratar las venas varicosas.

Las “arañas vasculares” responden generalmente a la escleroespuma en 3 a 6 semanas y venas más grandes responden en 3 a 4 meses. Si las venas responden al tratamiento, no reaparecerán. Sin embargo, venas nuevas pueden aparecer en un cierto plazo. Si es necesario, estas venas de reciente aparición se pueden tratar también.